31/7/09

Arrástrame al infierno


Hoy se estrena Arrástrame al infierno, la nueva película de Sam Raimi, que supone la vuelta a los orígenes del director de Evil Dead tras la saga de Spiderman.

Desde luego, la diferencia de presupuesto es notoria (respecto a sus primeras películas), y eso se refleja claramente en el film.

Co escrito junto a su hermano Ivan, el guión tampoco es que sea una maravilla del séptimo arte, con una historia un tanto predecible en la que es bastante sencillo adivinar el final para el espectador medianamente experimentado en este tipo de cine o mínimamente familiarizado con el cine de Raimi. Sin embargo, tiene grandes momentos, como la secuencia del cementerio, o algunos momentos gores, combinados con ciertos momentos humorísticos que hacen de Arrástrame al infierno una película recomendable.

La película está protagoniza por Alison Lohman (Bigh Fish, Gamer) y Justin Long (Naturaleza a lo bestia, ¿Qué les pasa a los hombres?) y la verdad es que tanto ellos como el resto del reparto hacen un buen trabajo.

Si eres de los que, como yo, cuando viste Evil Dead corriste a comprártela porque considerabas que era una película que tenía que estar en tu filmoteca, no dudes en ir a verla (verla en la gran pantalla es altamente recomendable).

Además, en comparación con lo que está saliendo actualmente en los cines, me parece una de las pocas películas por la que merece la pena pagar la entrada.

También he de admitir que para que te guste, tienes que ser un aficionado al género. No me vengas diciendo luego “es que da mucho asco” o “menuda mierda de historia”. No, el que vaya a ver esta película de Raimi debería ver antes Evil Dead en su casa y, si no le gusta, que no vaya a ver Arrástrame al infierno. Luego no digas que no te lo advertí.

Desde luego el que espero ver otra película tipo Spiderman, lo lleva crudo (gracias a Dios).

3 comentarios:

Janfri Bogar dijo...

jajajaj la vi ayer noche en el cine y me encantó, da gusto ver al sam raimi de verdad haciendo sus cosas de verdad con presupuesto de verdad. El puto chino me da grima, pero eso ya es caso aparte.

La película muy bien, hiperentretenida, sobresaliente apartado sonoro, algún fallo grave de raccord pero no imperdonable, y como siempre, de tan mal buen gusto como acostumbraba la saga de evil dead.

Lo que me asusté y me reí y gocé ayer en el cine, joder!!

Mucho ha que no lo hacía.

Salutten

berdt dijo...

Me alegro de que le haya gustado!

Si, los fallos de raccord son bastante notorios, pero sin llegar a ser escandalosos.

En finks, completamente de acuerdo con su comentario ;)

Un abrazo (y a ver qué pasa con su blog!)

Janfri Bogar dijo...

jajajaj mi blog se halla en stand by en estos momentos. Está ahí en ese que arranca que no arranca.