21/1/09

Chesley "Sully" Sullenberger

Como todos sabéis, el mundo tiene un nueve héroe: Chesley "Sully" Sullenberger, que logró hacer un aterrizaje forzoso en el río Hudson. La prensa internacional lo cataloga como gran profesional. Digo yo que mejor profesional habría sido si hubiera logrado llegar al aeropuerto. Pero bueno, minucias aparte, se comenta que el piloto (que lo han llamado para protagonizar “Aterriza como puedas 27: al loro con los gansos”) anunció la inminente colisión a los pasajeros. Yo imagino que fue algo así:

“Señores pasajeros, les habla el comandante Sullenberger. Volamos, (por poco tiempo) a una altura de 15.000 pies (y cada vez menos) y la temperatura exterior es de cero grados aproximadamente. Ah, y nos vamos a estrellar, así que abríguense. Esperamos que hayan disfrutado del vuelo. Gracias por elegir US Airways.”

Algunas fuentes afirman que en el interior del avión se desató la histeria. Algunos testimonios afirman que un pasajero con sobrepeso gritó “¡A la mierda el régimen!” y comenzó a robarle al resto de los pasajeros sus bolsitas de cacahuetes y a comérselas compulsivamente (después se las hicieron pagar).

Otro ocupante del avión encendió el teléfono móvil, a pesar de que otros individuos le advirtieron que no lo hiciera porque podía ser peligroso (“¿Qué puede pasar? ¿Que nos estrellemos?” Alegó él), y llamó a su jefe para anunciarle que dejaba el trabajo y otras cosas feas que se ve que tenía muchas ganas de decirle.

Tras el aterrizaje, y haber comprobado que estaba vivo, se dio de cabezazos contra el asiento de adelante con la esperanza de entrar en coma. (Después le hicieron pagar los desperfectos).

Al salir del avión se le vio coger el móvil otra vez. Le preguntaron si era para avisar a su familia de que estaba bien. “Que cojones mi familia. Llamo a mi jefe para decirle que lo de antes era una broma.” Contestó él.

Lo que a mi me sorprende es que el avión no se hundió en el agua. Interesante. Cuando un avión cae al mar no pasa nada porque flota. Ahora lo que hay que hacer es barcos que vuelen por si hay naufragios. Así, cuando se empiece a hundir, sólo hay que despegar para salvarlos a todos.

En fin, a mi lo que me jode es que se alabe tanto al señor este. Todo porque es yanqui. En España, gracias a nuestros profesionales, la desgracia también habría sido evitada, porque a causa de las huelgas o los retrasos, ese avión jamás habría despegado, y de haberlo hecho, sería con tanto retraso que esa bandada de gansos ya estaría en la otra punta del mundo.




No hay comentarios: